social media

Que sí, que ya sabemos que trabajas en el mundo del Social Media, ya queda bastante claro cuando vemos que todos tus tweets hablan de Social Media, tienen links a artículos de Social Media, hashtags sobre Social Media, haces replies y RTs a otras personas que también trabajan en el mundo del Social Media y dejas bien claro que vas todas las semenas al curso de la AERCO, aunque un día les dé por hacerlo en Siberia.

Es lo que me gustaría decir a todas esas personas que son monotema sobre el Social Media, y ya que aquí no tengo límite de caracteres me lanzo a ello.

Sois unos pesados.

Está claro que es un mundo que ahora está muy de moda, qué narices yo soy Community Manager, ¡vivo de esto! Pero hay cierto límite, o debería haberlo. A mi el Social Media me apasiona, como digo vivo de esto y es lo que me da de comer, me gusta leer blogs del sector, a gente en Twitter que también trabaja de esto, pero para nada estoy todo el día con el tema en la boca.

Lo que pasa es que parece que si no estás hablando todo el día de esto “no estás”, no eres nadie. Parece ser que si quieres que se te conozca en este mundillo debes centrar todos tus esfuerzos en hablar todo el santo rato del Social Media y lo chachi piruli que es. Si no nunca tendrás miles de followers y no conseguirás un pin.

Además parece ser un comportamiento que sólo ocurre en este sector. ¿Acaso veis a médicos en Twitter hablando sólo con otros médicos sobre medicina todo el rato? ¿O a profesores hablando sobre educación todo el día? ¿O a fontaneros hablando todo el día sobre fontanería con otros fontaneros? ¿A que no?
Está claro que el Social Media es un mundo profundamente ligado a internet y es más propicio a hablar de ello en redes sociales, pero realmente sorprende a la vez que cansa el ver a gente que no sabe escribir sobre otra cosa.

O quizá lo que pasa es que estoy perdiendo el tren para convertirme en un gurú del Social Media en España y debería ponerme a spammear enlaces, hashtags y a hacer replies a otros gurús para poder estar en la élite. Quizá.

Imagen cortesía de webtreats con licencia Creative Commons.

Share