Apenas llevo día y medio pero parece que haya pasado una semana. Me refiero al tiempo sin mi querido MacBook.

El PC desde el que escribo tiene unos añitos ya, y la verdad es que no lo hemos cuidado mucho mis hermanos y yo. Lo único que hacíamos era un análisis en busca de virus cada poco tiempo pero nada más.
Y claro, pasa lo que pasa. El ordenador va lentísimo. Sólo tengo abiertos el Outlook Express, Safari y Twhirl (no me gusta nada Tweetdeck,y echo muchísimo de menos un cliente tan completo y sencillo como Tweetie) y le cuesta mucho moverse y cambiar entre programas.
Tampoco ayuda el que pierda con bastante facilidad la señal de wifi, cosa que no le pasa a los otros dos ordenadores que hay en la misma habitación.
Además se desconfiguran las teclas del teclado cada rato y donde están los paréntesis me salen exclamaciones y cosas por el estilo.
Eso sí, menos mal que al final me hice con una cuenta de MobileMe, que salvo un pequeño susto con los contactos, ya los tengo sincronizados junto con los favoritos del Safari.
De todas formas, como ya predije, está siendo un infierno. Me paso estudiando buena parte del día y cuando quiero desconectar un rato me encuentro con una máquina que va lenta como ella sola.
En fin, que me apetecía desahogarme con un post así, sin contar nada especialmente interesante.
Prometo volver pronto con energía renovada y temas algo más geeks, que para algo le puse ese nombre al blog.

Share