Buzz Lightyear.jpeg

Como todos sabréis a menos que viváis en un búnker, ayer Google presentó su nuevo servicio: Google Buzz.
En el momento de escribir este artículo aun no he podido probarlo bien, sólo se me ha activado de momento en el Safari del iPhone y no he podido hacer mucho más que actualizar mi estado. De todas formas que no haya podido probarlo no merma la capacidad de hablar sobre el servicio, ya que este post no va dedicado a él.

Va dedicado a la tremenda diversificación que ha sufrido Google a lo largo de los años. Empezó como un buscador más hasta convertirse en el número uno, pero no quisieron quedarse ahí. La ambición de la empresa parece no tener límites y a bote pronto y sin pensar mucho me vienen a la cabeza demás campos donde se han metido o están intentando asomar la cabeza: sistemas operativos (para móviles y ordenadores), un navegador, correo, suite ofimática, plataforma de blogging, voz sobre IP con Google Voice (a ver si llega a España pronto…), mapas, vídeos, un experimento que pretendía revolucionar muchas cosas y quedó en un bluff (Wave), etc…

Como digo, seguro que me dejo muchas cosas en las que Google anda metida. Y ahora con Buzz quieren abrirse hueco en las redes sociales al estilo Twitter. Insisto en que no sé muy bien como va Buzz, pero si pretenden derrotar a Twitter lo tienen muy difícil. Lo veo tan difícil como que otra empresa pretenda batir a Google como el buscador más usado. No sé si la intención de Google con Buzz es destronar a Twitter o si más que como competencia lo ven como algo complementario. Iremos saliendo de dudas poco a poco pero si pretenden lo primero ya pueden ir rezando.

El caso es que después del enésimo nuevo servicio de Google empiezo a pensar si no están queriendo meterse en demasiados campos. Es normal que una empresa tenga como prioridad número uno ganar dinero, y si crea nuevos servicios es más posible que lo haga.
¿Pero realmente compensa meterse en tantos frentes?, ¿es posible hacer tantas cosas con un nivel de calidad y utilidad tan bueno como el que han cosechado con GMail o el buscador?

Yo soy de la opinión de los que cree que quien mucho abarca poco aprieta, como dice el refrán. Habrá cosas que les saldrán muy bien, pero es imposible que triunfen en todo lo que pretenden, más que nada porque ese todo es TODO.
Hemos sido testigos del batacazo de Google Wave. Que es cierto que no está muerto, pero nos lo vendieron como una revolución, como un sustituto del email pero actualmente no es eso ni de lejos, y al paso que va no creo que nunca lo sea.

Con respecto a Buzz, ¿creéis que Google tiene hueco dentro del mundo de las redes sociales? Ya lo intentó con Orkut y aunque he leído que en sudamérica es bastante popular, no es ni mucho menos un éxito. Y ahora con este nuevo servicio pues no sé, yo creo que simplemente no hacía falta. Es otro intento más de Google de conquistarlo todo.
Por lo pronto a ver si me habilitan Buzz en mi GMail y lo pruebo de verdad, que como ya he dicho esto no es una crítica contra el servicio en sí, sino contra el afán de inmiscuirse en demasiados campos de Google.

Así que le daré un buen testeo cuando pueda, y quien sabe, a lo mejor acaba sustituyendo a Twitter, aunque sinceramente lo dudo mucho, ¿y vosotros?

Imagen cortesía de Graffiti Land con licencia Creative Commons.

Share