gadgets

Tecnológicamente hablando, la vida va a toda pastilla. En periodos de tiempo tan cortos como por ejemplo cinco años, hacemos o tenemos cosas que ni se nos pasaban por la cabeza antes.
Además, tanto yo como bastantes de los que estáis leyendo esto ahora mismo somos bastante geeks, amantes de las nuevas tecnologías y los nuevos avances en internet.
Anoche me paré a pensar sobre algunas cosas que ahora vemos como normales, pero que son relativamente bastante nuevas, y que sin ellas mi vida sería muy diferente ahora.

Por ejemplo, la capacidad de estar conectados a internet en todo momento.
No es que esté todo el día en internet, pero sí que tengo la capacidad de poder estarlo cuando y donde quiera gracias a tener internet en el móvil. Además, a una velocidad razonable y gracias a los nuevos móviles, en mi caso un iPhone, navegar casi como en el ordenador.
Es una gozada el estar por la calle, no acordarte de algo y en cuestión de segundos mirarlo en el móvil como si nada. O consultar la cartelera de cine si no te pilla cerca y no estás en casa. El poder leer ese email que tanto estabas esperando justo cuando te llega y no al cabo de unas horas. Encontrar restaurantes en apenas unos minutos, etc…
Es algo que yo ahora veo tan normal, y tan cómodo, que si me quitaran la posibilidad de hacerlo sería todo un paso atrás para mí.
Sé que no todos disfrutan aun de estas ventajas, pero en tres o cuatro años, será algo común y normal pagar por una tarifa de datos en el móvil y todos podremos disfrutar de esto.

Hace no muchos años teníamos que ver la televisión tal cual estaba programada. Sí, podías grabarte en una cinta un canal y ver otro (o ninguno) pero ¿y si hacían más de dos cosas a la vez que te interesaran? Además, el ver series extranjeras ni me imagino cómo debería ser, algo bastante complicado.
Ahora, podemos ver lo que nos guste, cuando y donde queramos. No sólo hablo de las descargas, muchas cadenas están poniendo a nuestro alcance su programación en internet, para poder verla cuando nos apetezca, de manera bien sencilla.
Y sobre la series extranjeras qué voy a decir, si mañana estrenaran una nueva serie en Estados Unidos, la podría tener tranquilamente pasado mañana en mi poder y verla sin ningún problema. Algo impensable hasta hace no mucho.

La rapidez con la que nos podemos enterar de algo que ha pasado en la otra punta del mundo en cuestión de minutos gracias a servicios como Twitter, poder llevar toda nuestra colección de libros o música en el bolsillo, poder saberlo todo de un amigo al que no vemos mucho gracias a las redes sociales, etc… podría estar escribiendo sobre este tipo de cosas un buen rato pero creo que cogéis la idea.
Son cosas que han ido entrando en nuestras vidas tan poco a poco que casi ni nos hemos dado cuenta, cosas que incluso ni nos imaginábamos, pero se han vuelto en imprescindibles.

Es algo que me fascina, y me muero de ganas por saber qué nuevas sorpresas nos depara el futuro cercano.
Y a vosotros, ¿qué os fascina?

Imagen cortesía de makoworks con licencia Creative Commons.

Share