No recuerdo el tiempo que hace que no miro el numero de visitas del blog.
Es un dato que ha dejado de interesarme con el paso del tiempo la verdad.

Antes lo tenía tan en cuenta y lo miraba tanto que en vez de verlo en Google Analytics usaba Statcounter que me ofrecía datos prácticamente en tiempo real.

Y el caso es que hace unos días me di cuenta de que es algo que ya no me interesa, al menos no en este blog que es mío y es personal y no profesional.

Alguna vez miro el número de suscriptores en Feedburner pero nada más, ni visitas diarias ni mensuales, ni ver desde dónde entran a mi blog o qué ponen en Google para que les aparezca.

He tardado casi un año en darme cuenta de que al menos para mí, ese tipo de estadísticas son lo de menos.
Mientras siga teniendo cosas que compartir con el resto del mundo y haya al menos una persona leyendo, me da igual si me leéis diariamente 500, 1.000 ó 5.000 personas.

Esto no quiere decir que nunca más vaya a mirar las estadísticas ni mucho menos, y si dentro de unos días las miro y veo buenos números me alegraré. Lo que quiere decir es que en estos momentos es lo que menos me importa del blog y de que estoy muy contento de que os guste, al menos viendo la cantidad de comentarios que recibo en cada pista y que siempre os agradezco.

Y os animo a hacer lo mismo. Salvo que sea un blog profesional o con ese tipo de aspiraciones, olvidémonos de las estadísticas y los números y centrémonos en lo que tendría que ser lo primordial en cualquier blog: escribir buen contenido.

Imagen cortesía de ottonassar con licencia Creative Commons.

Share