obviedad.jpg

Es algo que veo cada vez más, blogs “de los importantes” que escriben artículos que en el título parece que te vayan a arreglar la vida y luego son auténticas obviedades. O incluso en Twitter, alguien hace un retweet sobre un artículo en teoría con gran información, entras y otra vez te encuentras con una lista de obviedades que tira para atrás.

Artículos del estilo: “5 maneras de mejorar tu organización al trabajar” o “Pasos imprescindibles a seguir si eres Community Manager”. A priori el título suena muy interesante pero entras y te encuentras perlas del estilo:

“Para organizarte mejor al trabajar, lo primero que tienes que hacer es dormir bien para estar descansado.”

“Lo primero que debes hacer con tu cuenta corporativa de Twitter es seguir a gente.”

Y el resto de consejos o trucos son del mismo estilo, consejos obvios y banalidades, pero sin embargo ves decenas de comentarios y la gente súper efusiva: “Muchas gracias por estos consejos, me van a ser súper útiles!”

¿Pero vamos a difundirlos bien eh? Que como te interesa el Social Media tienes que hacer retweet a TODO lo que leas de ese tema. O como eres fan de tal blogger, difunde TODO lo que escriba aunque parezca que escriba por compromiso.
Ya no sé si la gente quiere que se lo den todo tan masticado que de verdad no se para a pensar que lo que les están diciendo es muy obvio, si de verdad necesitamos que alguien nos lo recuerde, o si somos muy permisivos con cierta gente, y escriban lo que escriban y digan lo que digan les hacemos la pelota porque claro, “es gente imprescindible”.

Yo soy el primero en felicitar o comentar algo cuando creo que de verdad es bueno, pero en ocasiones clama al cielo. Y a veces se puede ser un poquito pelota, pero hay personas que cantan a distancia.
Hay que ser algo más críticos y realmente ver si lo que nos han “vendido” tiene algo de valor o no es más que una retahíla de banalidades, que parece que hay gente que escribe comentarios sin leer los artículos porque son de tal o cual persona, y los aplaude sí o sí.

A mi personalmente no me interesa eso, y creo que en este blog por suerte no tengo comentarios así. De todas formas, prefiero tener menos comentarios y que aporten algo, incluso críticas cuando lo que escriba no os guste, que comentarios para regalar el oído, en este caso la vista.

¡Un poquito de por favor hombre ya!

Imagen cortesía de Nils van der Burg con licencia Creative Commons.

Share