barcelona.jpg

Como sabréis (sobre todo por la paliza que he dado en el blog) mi vida ha cambiado radicalmente esta última semana.

El martes pasado comenzaba a trabajar en Bloguzz y se cumplía mi gran propósito para este 2010.
Ahora que ya he cumplido una semana entera de trabajo os comentaré qué tal me va.

Si me seguís en Twitter habréis notado que no twitteo ni la mitad que antes, en las horas de trabajo no miro mi twitter y me es imposible seguir el timeline, lo voy leyendo cuando puedo pero no puedo leérmelo entero como hacía antes. Cuando salgo a comer escribo un poco y cuando acabo por la tarde ya me puedo poner un poco más, pero vamos, como decía ni la mitad que antes.
A los replies y DMs sí que contesto a todos, aunque sea con unas horitas de retraso.

Sobre el trabajo en sí no voy a entrar en detalles pero sí que diré que me encanta.
Estoy haciendo cosas que me ilusionan mucho desde el principio, y el ver todo este mundo desde dentro es algo apasionante. Sólo en una semana me he dado cuenta de que esto es mucho más de lo que me imaginaba, abarca más cosas de las que pensaba y es por eso por lo que estoy ilusionado.

La gente en la oficina me ha tratado realmente bien, tanto los jefes como mis compañeros, ¡el ambiente de trabajo es genial!
Y que conste que no es peloteo, es la pura verdad, si no lo fuera no lo comentaría y punto.

Esta primera semana he ido muy liado y cuando acababa de trabajar estaba tan cansado al no estar acostumbrado que no he podido escribir para el blog, ni leerme mi Google Reader, ni visitar o comentar en los blogs que leo todos los días.
He tenido que quitarme del Reader algunas suscripciones en las que leía las mismas cosas que en otros blogs para no tener la mitad de los feeds casi repetidos.

Esta segunda semana me mudaré a mi nuevo piso y creo que ya me iré acostumbrando a este nuevo ritmo de vida y me veréis un poco más por Twitter y por el blog, espero que sea así y que sigáis leyéndome.

Con esto acabo una serie de posts más personales, mañana iré volviendo a la nomalidad.

Imagen cortesía de Paco CT con licencia Creative Commons.

Share