Ojalá Madrid gane este viernes y se convierta en la ciudad olímpica de 2016, de verdad que ojalá gane. Y eso que no soy madrileño, pero lo vería más como un triunfo de España que de una ciudad en concreto.

Dicho esto, voy al grano.
Creo que no nos lo van a dar, insisto en que espero equivocarme, pero creo que ha sido un grave error derrochar tanto esfuerzo y sobre todo tanto dinero en la candidatura para el año 2016.
El principal motivo en el que me baso para afirmar esto es lo siguiente: casi nunca se han celebrado dos Juegos Olímpicos consecutivos en ciudades o países tan cercanos.
Hagamos un breve repaso por las últimas diez ediciones (contando las de 2012 en Londres), que no son pocas:
  • 1976 – Montreal – Canadá
  • 1980 – Moscú – Unión Soviética
  • 1984 – Los Ángeles – Estados Unidos
  • 1988 – Seur Seúl – Corea del Sur
  • 1992 – Barcelona – España
  • 1996 – Atlanta – Estados Unidos
  • 2000 – Sidney – Australia
  • 2004 – Atenas – Grecia
  • 2008 – Pekín – China
  • 2012 – Londres – Reino Unido
Como se puede ver claramente en cada edición han querido cambiar de aires para contentar a todo el mundo (nunca mejor dicho). Incluso mirando en la Wikipedia nos podemos remontar más atrás y ver que viene siendo así desde siempre.
Y entonces llegamos nosotros, perdemos la candidatura de 2012 y en vez de ser prudentes y esperar, nos presentamos a lo bestia para las de 2016, siendo las anteriores en un sitio tan cercano como Londres. Está claro que para las de 2020 queda demasiado y muchos políticos y deportistas no estarán en activo, de ahí las prisas intuyo.
Por esto es por lo que creo que no nos van a dar la candidatura, y que teníamos que haber sido pacientes y esperar 4 años más para darlo todo para las de 2020. Nos habríamos ahorrado muchísimo dinero, que precisamente ahora está la cosa muy mal.
Así que acabo el artículo como lo he empezado, ojalá me equivoque y el viernes tenga comentarios diciéndome que he patinado y que me las daba de listillo.
Ojalá ocurra eso de verdad.

Share