Kony poster

Por fin he podido ver el ya famoso vídeo KONY 2012, más de un mes después de que se publicara y todo el mundo hablara y opinara de él. En términos de internet, un tema de hace un mes se considera ya muy anticuado, tanto que ha salido la segunda parte del vídeo y todo, pero por razones que no vienen a cuento ha sido ahora cuando he descubierto todo este tema.

Conocía este fenómeno, había leído de él que era el vídeo viral más exitoso de todos los tiempos, y después de haberlo visto no sé si afirmar lo mismo sin tener datos, pero me arriesgo a decir que sí lo es.

Una vez ya vistos ambos vídeos y habiendo leído diversas opiniones, a favor y en contra de lo que en él se expone, mi opinión sobre el tema es muy clara: a mí me ha ganado totalmente.

Es cierto que el vídeo está muy bien diseñado y planteado, pensado para tocar la fibra sensible, con las imágenes y la música adecuada en cada momento. Que es muy paternalista, con la parte geek justa y necesaria para que atraiga a público joven. Que intenta hacerte creer en lo que dice de una forma muy directa y con tácticas sensibleras pensadas exclusivamente para que sea difícil no ponerse a favor (niños sufriendo, la inocencia del hijo de Jason Russell y cómo nos muestra detalles íntimos de su vida, breves imágenes muy duras de mutilaciones, una brevísima aparición de Hitler cuando habla de Joseph Kony, gente anónima mostrando sus emociones, famosos a favor del tema…).
Son tantas cosas tan directas y nada ocultas que han hecho que mucha gente critique el vídeo y la campaña, pero sin embargo a pesar de ser consciente de las armas que utiliza el vídeo a mi me convence.

¿Por qué?

Porque en el momento en el que ante el verdadero problema que se plantea (una persona con cientos de seguidores que secuestra, tortura y mata a niños) deje de creer en él porque hay una impresionante y milimétricamente estudiada campaña de marketing detrás, nada tendrá sentido para mi. Ante algo tan cruel, si las dos opciones que se me plantean son desconfiar de todo y no creerme nada o pensar que realmente hay gente dispuesta a cambiar algo, no dudo en que estoy a favor de pecar de inocente y creérmelo.

Por supuesto que siempre investigaré e intentaré leer lo máximo posible para conocer lo que hay detrás de las cosas, pero llega un punto en el que simplemente tienes que creer o no y la decisión es únicamente tuya. No voy a permitir que llegue un día que por cuestionarme todo no me crea ya nada, llamadme iluso pero prefiero ser demasiado inocente que desconfiado. Sé que hay millones de problemas en el mundo, que el capturar y detener las actividades de Kony no van a acabar con todos los males, pero por algo se empieza, es un granito de arena al que hay que contribuir. No se puede arreglar todo de golpe pero sí se puede ayudar a solucionar cosas una a una poco a poco.

En su web podréis encontrar maneras de apoyarles y el gran día para hacerlo es el próximo 20 de abril con la acción Cover the night.

Así que sólo me queda decir:

¡STOP KONY!

Poster red triangle SPANISH

Share