Anoche Cuatro estrenó la segunda edición de Pekín Express.
Yo fui un gran seguidor de la primera entrega y anoche fui fiel al estreno de la segunda.

A la vez que veía el programa tuve varias conversaciones interesantes por twitter y una en concreto con @mberzosa en la que hablábamos que Cuatro hace lo mismo que otras cadenas pero con otro estilo, con más clase.

Definir a un reality como algo con clase puede sonar extraño, pero dejarme que me explique mejor.
Pongamos por ejemplo Gran Hermano, de Tele Circo. Básicamente es un programa en el que encierran a cierto número de personas en una casa. Punto. No tienen que hacer nada específico de provecho, salvo pruebas y tonterías. Una de las frases más utilizadas por la Milá es: “conectamos con la casa”, porque es simplemente eso, conectemos con la casa a ver qué hacen, si es que hacen algo interesante en ese momento. Además se suele caracterizar porque la mayoría de sus concursantes acaban protagonizando algún escándalo o en la portada de algunas revistas enseñando sus operados pechos.

Ahora veamos el tipo de reality que emiten en Cuatro. Empecemos con Fama.
Muchos odiaréis el programa, sobre todo porque la cadena los emite demasiado seguidos, pero fijándonos en el formato en sí, es un programa donde la gente va a cumplir su sueño y a intentar destacar para labrarse un futuro profesional. Vemos a chicos y chicas cuya pasión es el baile y que asisten a clases con profesionales respetados. Que sí, que como todo reality tiene sus momentos de morbo, pero realmente es gente luchando por el sueño de su vida.

El caso de Pekín Express no vemos a personas luchando por el sueño de su vida, pero es un programa donde vemos a gente en un viaje épico, pasando por lugares preciosos, aprendiendo de su cultura y buscándose la vida de la mejor manera posible. Incluso hay parejas que hasta entonces no habían salido ni de su pueblo, y de repente se ven en mitad de China buscando el camino a seguir y relacionándose con los habitantes de allí.

En fin, creo que las comparaciones son odiosas, pero con esta queda bien claro la forma de trabajar de cada cadena.
En la televisión, como con las personas, siempre habrá clases y clases…

Share