El motivo de este post es bien sencillo: quiero desearos a todos vosotros unas felices fiestas de Navidad.
Aprovechando las felicitaciones, también me gustaría agradecer vuestra fidelidad con el blog.

Lo abrí a mitad de Julio con el típico post de “Hola mundo“.
He intentado hacer las cosas bien desde el principio, hablando de lo que me gusta y me apasiona.
Aun recuerdo las primeras semanas, viendo como mis visitas eran de 10 ó 15 lectores al día, y lo he visto crecer. Cuando llegué a las 50 visitas diarias fue un momento muy especial, luego llegaron las 100 y ahora ya he pasado de las 150, aproximándome cada vez más a las 200.
Por RSS estáis suscritos 120 personas en este momento, un número que quizá a algunos os parezca pequeño, pero si lo pienso bien, 120 personas sois un montón.

A todos vosotros, a los suscritos y a los que no, a los que me leéis siempre y a los que entráis alguna vez, muchas gracias por estar ahí. Vosotros sois el principal motivo por el que día tras día escribo aquí.
Me gustaría poder seguir creciendo junto a vosotros y que me acompañéis día a día en esta aventura blogueril a la que me lancé hace poco más de cinco meses.

Estos próximos días no puedo prometer actualizar diariamente puesto que son fechas muy movidas, algún que otro post escribiré antes de Nochevieja para despedir el año como toca.

Como decía al principio, os deseo a todos unas fiestas muy felices con vuestras familias y amigos.
Espero que seáis lo más felices posibles y que cuando acaben las vacaciones no os olvidéis de este pequeño blog, que seguirá estando donde siempre al pie del cañón.

¡Feliz Navidad a todos!

Imagen cortesía de Ponce 2007 con licencia Creative Commons.

Share