twitter.jpeg

Aun recuerdo hace muchos meses cuando hacer un Follow Friday en Twitter era algo que te currabas, que te costaba realmente seleccionar a la gente a la que incluías en ese tweet, o como mucho dos tweets. Explicaré brevemente lo que es un Follow Friday para los que no lo sepan. En twitter desde hace mucho tiempo existe la costumbre de recomendar a los twitteros que quieras los viernes, de ahí viene el nombre.

¿Y por qué digo esto y me pongo en plan melancólico con el pasado?
Pues porque un acto que hace no demasiado era algo currado de verdad, a día de hoy se ha convertido en un auténtico circo. Intentaré explicar por qué lo veo así.

La verdad es que no sé exactamente cuando se creó la página FollowFriday.es ni desde cuando su ranking se ha hecho tan popular, pero creo que gran parte de este circo viene gracias a que exista un ranking.
Y ojo, que no estoy criticando a esa página ni a sus creadores. Me parece genial que la hayan creado y que sea tan popular, no tengo ninguna queja contra ellos en serio.
Esto va más hacia los usuarios de Twitter.

Como decía, antes hacer un Follow Friday era algo que al menos para mí requería cierto tiempo, pensar muy bien ibas a qué otros twitteros ibas a recomendar, por qué, etcétera. Y hacías un tweet sobre ello o como mucho dos.
A día de hoy, entrar un viernes a Twitter es encontrarte con centenas de tweets con #FF, donde cada usuario hace no uno, ni dos, sino tres, cuatro, cinco o los tweets que hagan falta para recomendar a la gente que quieren.
He visto a gente que seguirá a una 100 personas, recomendar a esas 100 personas, ocupando los tweets que tengan que ocupar, eso les da igual.
Y la gente a la que le hacen el Follow Friday en vez de contestar con un simple “gracias” o “muchas gracias”, lo retwittean para que vuelva a contar. Eso lo he visto yo con mis propios ojos y no me lo puede negar nadie.

Y ya digo que no creo que la culpa la tengan los creadores de esa página, si no la gente que ha convertido algo tan personal como el recomendar a sus twitteros preferidos en una competición donde parece que cuantos más tweets hagas con Follow Fridays mejor. Donde la esencia de los mismos creo que se ha perdido totalmente.

He de reconocer que arrastrado por la corriente alguna vez me he llevado y he hecho varios Follow Friday en el mismo día, que miro las estadísticas en la página para ver en qué puesto estoy y todo eso. No voy a ir de lo contrario, lo he hecho y punto. Pero a partir de ahora, aunque ya empecé el viernes pasado, voy a cuidar muy mucho los Follow Friday y a quien se los hago, y los rankings me los voy a pasar por donde todos estáis pensando.
Haré sólo uno, pensando muy bien a quien voy a incluir, lo programaré para el viernes por la mañana bien prontito y así luego no tengo remordimientos por no haber incluido a gente que si me ha incluido en los suyos. Aunque lo haga yo sólo, voy a intentar hacerlo como antes, cuando no estaba corrompido por un medidor de po… digo de egos.

De todas formas que quede una cosa bien clara, a mi me encanta hacer Follow Fridays y salir en ellos, no penséis lo contrario, la semana pasada fue cuando más me hicieron y reconozco que me emocioné un poquito al ver que tanta gente me incluía. Pero realmente me da lo mismo salir en 5 que que en 30 si en los que salgo es porque de verdad aporto algo a la gente, y no porque el que lo hace está recomendando a todos sus followers.

¿Vosotros que pensáis del tema?

Imagen cortesía de joelaz con licencia Creative Commons.

Share