megafono.jpg

El otro día, a raíz de la entrada sobre “los pesaditos de Twitter” alguien me comentó por Twitter que yo al escribir tweets con la entrada de cada día y el link hacía algo parecido a lo que me quejaba. Le contesté que desde mi punto de vista no tenía nada que ver.
Eso me llevó a reflexionar sobre cómo publicito mi blog, o más concretamente los posts de cada día.

Primero de todo, no veo para nada parecido el twittear un par de links a mi blog cada día con spammear tweets de Foursquare, Formspring, MyTVshows etc… porque sobre todo de la gente de la que me quejaba pueden escribir al día muchos tweets automáticos desde estas aplicaciones o webs, cuando yo lo hago dos veces.
Además yo estoy publicitando algo mío, que me ha llevado mi tiempo y trabajo pensar y plasmar en un artículo, y encima es algo que me parece bastante más serio que un tweet automático sobre el último capítulo que has visto o sobre la última pregunta chorra que acabas de responder.

Aclarado esto, seguiré con el tema principal.

Los que me seguís por Twitter, que creo que de los que me estáis leyendo sois la gran mayoría, sabréis que salvo excepción, suelo escribir dos tweets al día anunciando mi nuevo post. Uno por la mañana en cuanto me despierto y otro un poco antes de cenar, sobre las 20:30 más o menos.
Alguna vez me han preguntado que por qué lo anuncio dos veces, mi respuesta es que el de la mañana es “obligatorio” porque el post está recién publicado y hay que empezar a darle recorrido, y el de la noche seguiré haciéndolo mientras vea que tiene incluso más clicks ese enlace que el de la mañana.
Luego está la fanpage de Facebook del blog, donde cada día se auto publica cada nuevo post y yo simplemente entro y le doy al botón de “Me gusta”.

Esas dos son las únicas formas en las que publicito un nuevo post. El resto del trabajo se lo dejo a Google Reader o similares.
No se me ocurren más formas de dar a conocer mis nuevos artículos, no al menos de una forma que no se pueda considerar como cansina o rozando el spam.
Sigo a gente en Twitter que escribe al día bastantes más tweets promocionándose, cada una con un acortador de URLs diferente, y también a otros que o no lo hacen (cosa que no entiendo) o sólo lo anuncian una vez.

No sé qué forma será mejor, yo como siempre busco la forma de molestar o cansar lo menos posible al resto de usuarios, que en ningún momento sientan que soy un pesado y me hago autobombo sin ton ni son.

Así que esta simple y sencilla fórmula es la que yo uso para publicitarme. No sé si es la mejor o la peor, tampoco sé si haciéndolo de otra manera podría llegar a más gente. Por el momento es la que he venido utilizando desde que abrí el blog allá por Julio de 2009 y no conozco otra mejor.
Me gustaría que, salvo que sea secreta, compartierais vuestras formas o trucos para promocionar vuestros posts y vuestro blog.

¡A ver si en los comentarios podemos sacar ideas todos!

Imagen cortesía de LaStonata con licencia Creative Commons.

Share