pandillas.jpg

Lo comentaba ayer por Twitter:

Revisando comentarios que he hecho hoy en otros blogs. Debo ser de los 4 pringaos que contesta a los comentarios de su blog según veo…

Y es que se me escapa el motivo por el que alguien tiene un blog, ves que lo publicita por las redes sociales y te anima a entrar y luego tu le comentas y no te contesta. Da igual que tu comentario sea de felicitación por el post, como una duda que tengas en lo que se ha tratado en el tema, el caso es que el blogger en cuestión no contesta a los comentarios. Es algo que mencionaba en un artículo anterior.

Las veces que me pasa esto (que son más de las que me gustaría), miro artículos anteriores a ver si es que ha tenido un mal día y no puede contestar, pero no, como norma no suele contestar nunca a sus comentarios, salvo como mucho a los de su chupipandi.
Porque esa es otra, más de una vez me ha pasado el comentarle a alguien en el blog y preguntarle algo y que el autor pase de mi pregunta, pero sin embargo un coleguilla suyo le pone cualquier chorrada y sí que le contestan.

Obviamente a este tipo de blogs entro una vez y no más. De hecho en Twitter me preguntaban esta tarde cuáles eran esos blogs y ni los he querido mencionar. Esos bloggers no van a tener ni la más mínima publicidad o visita gracias a mí.
Y ya no sé si es que me he mal acostumbrado a mí mismo ya que yo casi siempre contesto a los comentarios que me dejáis. Si no puede ser uno a uno al menos un comentario general.
Eso sí, siempre que alguien me pregunta algo o tiene dudas sobre lo que he contado le contesto. Siempre. No hacerlo me parece de malísima educación.

Sobre el tema de sólo contestar a tus amigos es algo que no entenderé nunca tampoco. Y no sólo eso si no en Twitter también. Ves a gente que sólo sigue a sus 100 amiguetes y no sigue a nadie más. Vale, lo entiendo, me parece perfecto y totalmente respetable. Lo que ni entiendo ni respeto es que no contesten a un maldito reply ni aunque les apuntes con una pistola. Sólo contestan a esos 100 amigos que tienen. No los saques de ahí porque parece que no les apetece relacionarse con nadie más.

Lo peor de esto es que se podría pensar que bueno, allá ellos, si se portan así con sus lectores no les leerá nadie, etc… pero no, nada más lejos de la realidad. Esas personas tienen blogs de éxito y cuentas de Twitter con miles de seguidores. Son personas “a seguir” que dicen muchos.

Así que si quieres que te consideren como “alguien a seguir” tienes que seguir estos sencillos pero efectivos pasos:

Pasa de cualquier comentario que te hagan en tu blog, sólo contesta a los de tus amiguitos molones e influyentes.
– Aplica este paso en tus perfiles de redes sociales en los que estés. Sólo sigue a tus amigotes y no te salgas de ese círculo ni para contestar un reply.

Te aseguro muchas visitas y reconocimiento, ¿quién dijo que era difícil?

Share