cabreo

(Actualización al final de la entrada)

Emulando a Rafa Osuna, que estará pasando por algo similar puesto que ambos lo estamos sufriendo, ayer tuve un cabreo importante. Los que me seguís por Twitter, que sois la gran mayoría sabréis de qué va.

El caso es que el Miércoles de la semana pasada me compré el Kindle de Amazon, un lector de ebooks.
Desde la propia web me decían que la entrega estaba prevista para el Viernes, aun así pensé que traer el aparato desde Estados Unidos a Valencia en día y medio era una proeza, por lo que me hice a la idea de que lo tendría para el Lunes.

A pesar de ello, estuve atento al servicio de tracking, tanto por la web de Amazon como por la de UPS, y tal y como ponía, el día 11, Viernes, a las 6 de la mañana, mi Kindle llegó a Valencia.
Claro, por mucho que me hiciera a la idea de que lo tendría para el Lunes, veo que está tan temprano en mi misma ciudad que me hice ilusiones. Tonto de mí.

Una vez llegado a Valencia, empezó a pasar revisiones de aduanas, todas bien, la fecha de entrega seguía marcando para el mismo día 11, cuando de repente, a eso de las 14:35 cambia la fecha de llegada y la marca para el Lunes, argumentando una “excepción”.
Llamo a UPS y entre ellos y los de aduanas me explican que a veces ocurre y que debido a esa excepción ya no entra en el reparto de ese día, así que tendría que esperar al Lunes.
Pregunté a la chica de aduanas si era posible que fuera a recogerlo yo mismo en persona y después de consultarlo un rato me dice que podría ser posible, pero que es un proceso complicado porque hay que detener muchos pasos, que si realmente me era urgente.
Lo pensé bien y realmente no me urgía, era más la rabia de saber que el paquete estaba a unos pocos kilómetros de mi casa y no poder tenerlo hasta pasados dos días, pero bueno, le dije que no pasaba nada.

Total, que llega el Lunes y sigo el tracking de nuevo, y me fijo en que han quitado la fecha de entrega, ahora la fecha que me marca es la de llegada a Valencia.
Así que sobre las 10 de la mañana vuelvo a llamar a UPS y me informa la chica, muy amable, que no haga caso a esa fecha, que como es un paquete express está ya en el reparto y me llegará a lo largo del día, pero debido al mal tiempo que a lo mejor es por la tarde en vez de por la mañana.

Me despreocupo y sigo a lo mío, y cual es mi sorpresa al volver a mirar el tracking por la tarde que la fecha de entrega vuelve a aparecer pero me marca para el Martes.
Con un cabreo considerable vuelvo a llamar a UPS para pedir explicaciones. Me dicen que por algún motivo no ha entrado en el reparto de esa mañana y por eso me llegará un día más tarde. Le explico a la chica que me atiende que esa misma mañana me habían dicho que el paquete me iba a llegar ese día y me dice que va a avisar a los del reparto para que me llamen, que en una hora como muy tarde me llamarían, aunque tardarían menos, del orden de 15 minutos.
Pues ni 15 minutos ni una hora, al cabo de hora y media sin saber nada de nadie de UPS vuelvo a llamar, me atiende otra chica a la que le explico el problema y me dice que se han intentado poner en contacto conmigo pero no han podido (¿?) y que el problema ha estado en la aduana, que hasta las tres de la tarde no ha soltado el paquete. Indignado le digo que esa misma mañana otra chica de UPS me dijo que el paquete estaba en el envío pero no sabe decirme mucho más.

Intento pedir algún tipo de explicación pero echa la culpa a los de aduanas y me comenta que al ser un paquete express, me asegura totalmente que como muy tarde me tiene que llegar el Martes a las 10:30 de la mañana.
El cabreo que llevaba era importante pero al asegurarme eso le dije que bien, que eso esperaba o tendré que empezar a pedir reclamaciones.

Esta ha sido mi odisea de ayer, algunos ya la sufristeis por Twitter y me preguntasteis qué tal me iba, os lo agradezco desde aquí. Para cuando leáis esto en teoría debería tener el Kindle en mis manos de una vez por todas, ya veremos, sino tendré que escribir otro post titulado “Cabreo II”.

Y para terminar, me quedo con la siguiente reflexión: Un pedido que hice el Miércoles, que salía desde Estados Unidos, tardó día y medio en llegar a mi ciudad, y por el momento lleva cuatro días en llegar de donde quiera que esté en mi ciudad a mi casa. Indignante.

¿Habéis tenido alguna experiencia similar? ¡Compartidla con los demás!

Imagen cortesía de alphadesigner con licencia Creative Commons.

Actualizado: El Kindle por fin me ha llegado, 5 minutos antes de la hora tope que me dijeron ayer. Al final se han portado bien. Voy a trastear con él a tope y ya veréis una extensa review esta semana.

Share