Gmail logo.png

Hace unas semanas escribí el primer artículo de una serie que va a tratar sobre Gmail y como sacarle más partido. Aquel post se centraba en las etiquetas, imprescindibles para organizar mejor nuestro correo.

Hoy voy a seguir con esa serie, y si en el anterior post hablaba de las etiquetas para organizarnos mejor, en esta ocasión hablaré sobre los filtros, la mejor manera de tener un correo limpio, ordenado y eficiente.

Qué son los filtros y para qué usarlos

Los filtros son la forma que tiene Gmail de filtrar, valga la redundancia, nuestro correo haciendo que no todos los emails vayan a la bandeja de entrada, asignarles una etiqueta nada más entran, enviar a la papelera correos no deseados que puedan pasar el filtro del spam, etc…

En el artículo sobre las etiquetas os decía que cuantas menos tengamos mejor, para que no sea un lío ordenar nuestro correo. Sin embargo hoy os diré lo contrario, cuantos más filtros tengáis más ordenado y limpio tendréis vuestro Gmail. Realmente merece la pena dedicar un buen rato a crear filtros adecuados.

Creando nuestros propios filtros

Crear un filtro es muy sencillo, nos dirigimos a “Configuración – Filtros” y allí tendremos la pestaña para empezar a crearlos.
Siempre digo que con ejemplos se explica todo mejor, y esta vez no va a ser diferente, os explicaré cómo crear filtros con ejemplos de los míos.

Por ejemplo, cuando alguien nuevo me sigue en Twitter me llega un email. Para mí no es algo urgente y que necesite saber en el acto, así que no quiero que ese correo me llegue a la bandeja de entrada. Además son emails que los lees y ya no sirven para nada más que para ir a la papelera.
Si recordáis, en el anterior post sobre las etiquetas os recomendaba crear una llamada “Leer y borrar“. Pues bien, gracias a un filtro podemos hacer que esos emails de Twitter vayan directamente a esa carpeta sin pasar por la inbox y sin que nos llegue el aviso.

Para ello iremos a “Crear un filtro nuevo“. En el apartado “De” pondremos “Twitter” y en “Asunto” escribiremos la palabra “sigue“. De esta manera el filtro sólo se aplicará a los emails sobre nuevos followers, no a los de DMs por ejemplo, que eso sí que quiero que me lleguen a la bandeja de entrada.
Le damos a “Paso siguiente” y marcaremos la opción de “Omitir recibidos” y “Aplicar la etiqueta: Leer y borrar“.
Con eso ya tendremos creado ese filtro.

Otro ejemplo, cuando compro aplicaciones para iPhone en la App Store siempre me llega un email con la factura, aunque sean gratuitas. No me es para nada urgente ese email, pero sí me gusta guardarlo así que crearemos un filtro que lo lleve a la etiqueta de Compras que tenemos creada.
Le volvemos a dar a crear nuevo filtro y en el apartado de “Asunto” escribimos “Tu recibo n.º” ya que es algo que tienen en común todos esos mails. En el paso siguiente haremos lo mismo que antes, marcaremos “Omitir recibidos” y “Aplicar la etiqueta: Compras“.

filtro compras

Al acabar de crear cada filtro, antes de finalizar nos detectará los emails que cumplan esos requisitos y si queremos le podemos decir que les apliquen el filtro también.

Valoraciones finales

Yo tengo muchísimos filtros, casi todo son para correos que no quiero que me lleguen a la bandeja de entrada y vayan directamente a la de “Leer y borrar” ya que son emails que quiero leer pero después de leídos una vez no me interesan en absoluto.

Como veréis crear filtros es muy fácil, lo complicado es llegar a crear los suficientes como para que nuestra bandeja de entrada esté limpia de emails innecesarios, que se convierten en avisos innecesarios ya que entraremos enseguida a verlos y veremos que no había prisa para nada.
Pero aunque sea complicado, como decía al principio merece totalmente la pena dedicar un buen rato a crear buenos filtros.

Os animo como siempre a que compartáis con los demás vuestras ideas sobre cómo filtrar nuestro Gmail, ¡así podemos aprender todos de todos!

Share