Nuevos avances médicos en favor del tratamiento del Cáncer

Cosas que veíamos lejos como esos medicamentos pioneros con los que se puede remediar enfermedades de cuidados paliativos que hasta ahora se creían intratables; productos inteligentes que pueden facilitar la vida diaria de aquellas personas que presentan lesiones o enfermedades; tecnologías innovadoras que logran brindar alivio con tan solo presionar un botón.

Con el paso del tiempo, todo nos indica que no dejarán de producirse avances sorprendentes en lo que respecta a la atención médica. Quienes son pioneros e investigadores médicos se encuentran creando las más recientes posibilidades para todos los seres humanos.

Etapa 4: nuevas esperanzas

De acuerdo a los estudios en personas con cáncer que incluso han pasado por los desagradables efectos ocasionados por las quimioterapias, ensayos clínicos como el de pembrolizumab, y comercializado por Merck como Keytruda, incluso se han encontrado pacientes a los que sus médicos señalan que de no haber conocido que tenían cáncer, no lo habrían sabido. ya que los tumores desaparecen.

De esta manera es como la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) aprobó más usos de Keytruda, cuando se trata de pacientes que presentan una mutación genética que se conoce con el nombre de síndrome de Turcot (síndrome de tumor cerebral y poliposis). Este es un medicamento que continúa las pruebas para su uso en pacientes sin la mutación. También se encuentra aprobado para determinados cánceres (de cabeza y cuello, pulmón, vejiga y melanoma metastásico), aparte del linfoma de Hodgkin.

En el transcurso de los ensayos médicos, el medicamento saltó a la fama cuando fue usado para aplicarle tratamiento al expresidente Jimmy Carter, quien dos años antes había anunciado que tenía cáncer en el cerebro y el hígado, señalando que su destino se encontraba “en las manos de Dios, a quien alabo”. Pasados cuatro meses, ya su cáncer había desaparecido.

En el caso de pacientes actuales, se han obtenido resultados positivos con los que incluso los pacientes retoman su vida o realizan actividades que nunca habían hecho. Trabajar, nadar, jugar al tenis, hacer carreras, tan solo por apreciar su nueva oportunidad de vida.

Para quienes ya se han aplicado los tratamientos de la quimioterapia, DigniCap vendría a ser ese elemento que podría ayudar a evitar la pérdida de cabello. Desde hace unos cinco años la FDA aprobó las gorras de enfriamiento del cuero cabelludo, las mismas ayudan a los pacientes de cáncer de seno a que puedan conservar el cabello durante la quimioterapia.

Uno de tales dispositivos, la Dig­ni­Cap, ha sido aprobada para pacientes que presentan otros cánceres de tumor sólido. Tal beneficio ayuda a alrededor de 800,000 personas a evitar la caída de su cabello causada por la quimioterapia. Y ello es esencial, pues una de cada doce mujeres diagnosticadas con cáncer de seno suele evitar el tratamiento que puede salvarle la vida pues tienen miedo a quedar calvas.

Otra de las invenciones del siglo en beneficio de los pacientes con cáncer es la Watson for Oncology. Se trata de una supercomputadora de inteligencia artificial de IBM en ella se pueden recibir los resultados de las pruebas, analiza decenas de millones de documentos médicos con el fin de hacer las recomendaciones de cuidado.