columbus circle

Ya se cumple una semana desde que llegamos a Nueva York, aun nos quedan tres días pero ya se empieza a vislumbrar el fin por desgracia.

Lo primero que hemos hecho al salir del hotel ha sido ir a Canal Street, en Chinatown, para intentar comprar algunos bolsos y relojes de imitación, teníamos que probar esa experiencia.

Hemos comprado un reloj que no nos ha salido nada mal, pero luego con un par de bolsos hemos pecado de novatos. Es todo muy raro, según andas por Canal Street, se te acercan chinos y te susurran “bags, watches, purses…”, si les dices que sí, les tienes que seguir, te llevan a una calle más apartada y allí te enseñan unos papeles con los modelos. Los relojes nos los han dado allí mismo en la calle, pero con los bolsos nos han metido en una tienda. Todo pasa muy rápido, te abren maletas y dentro tienen bolsos, está bastante oscuro y te transmiten una sensación de urgencia y rapidez perfectamente calculada para que compres rápido y no mires mucho. De ahí que al llegar al hotel nos fijamos que las imitaciones no eran muy buenas, pero oye, una experiencia típica también, ¿no?

Después de dejar en el hotel estos trastos, hemos vuelto por Canal Street hasta Broadway, para patearnos de arriba a abajo esta calle (a la altura del SoHo, que toda la calle se cruza la isla). En Broadway a la altura del SoHo, a parte de haber tiendas oficiales de marcas muy conocidas, hay también pequeñas tiendas con ropa de marca y a muy buenos precios. Los Levi’s están tiradísimos de precio y han caído un par.

A lo tonto con tanta compra se nos ha ido la mañana, así que hemos vuelto al hotel que está a 10 minutos andando, hemos dejado las cosas y hemos ido a comer.

Hemos elegido para comer un sitio llamado Bouchon Bakery, en el centro comercial Time Warner Center, situado en la Columbus Circle (donde había unas modelos posando para una sesión de fotos). El sitio está genial, comida sana pero muy rica, a precio medio (20-25 dólares por persona) y con un servicio muy atento, muy educados y amables los camareros pero sin ser pesados.

modelos
bouchon bakery

Después de comer, subimos por Broadway hasta llegar al Lincoln Center y sobre todo, hasta llegar a la cuarta Apple Store que hay en Manhattan para hacer el pertinente checkin en Foursquare y poder decir que hemos estado en todas las Apple Store de la isla. La tienda es impresionante por cierto, merece la pena verla.

lincoln center
Apple Store

Lo siguiente ha sido bajar por la 8ª Avenida hasta la calle 42, parando en tiendas de souvenirs para hacer compras y regalos. El plan que teníamos era ir al cine a ver Cowboys & Aliens, pero a la sesión que teníamos pensado ir era una sesión especial bastante más cara, así que iremos mañana. Por cierto, la 42 con la 8ª es una calle digna de ver, hay varios cines, teatros donde se celebran musicales de primera línea, tiendas muy grandes… está toda muy iluminada, impresionante.

42 street & 8 av.

Se ha puesto a llover así que hemos vuelto al hotel a dejar las compras, nos hemos duchado y cambiado y hemos ido a cenar.

lluvia en nueva york

El sitio elegido ha sido PJ Clarke’s, donde dicen que se preparan de las mejores hamburguesas de Nueva York. No puedo asegurar que esto sea cierto, pero a mi me ha encantado la mía, la Cadillac Burger. De postre hemos pedido una tarta de lima que sí que es la mejor que he probado nunca. El sitio tiene mucho encanto, el trato es bueno y el precio es medio, muy buena elección.

Cadillac Burger

PJ Clarke's

Luego se hacía tarde así que hemos andado un poco por la 5ª Avenida, que a esas horas de la noche está vacía y es muy chulo andar por ella, y luego hemos cogido nuestro primer taxi aquí y hemos ido al hotel, a descansar.

5ª avenida noche

¡Mañana nos espera el MET a primera hora!

Recordar que tenéis la guía completa del viaje en el siguiente enlace.

Share