typinator logo.jpeg

Si recordáis, hace ya tres meses inauguré una nueva sección en el blog llamada “No puedo vivir sin ti”, en la que dije que hablaría sobre aplicaciones que me son básicas en el día a día. Aquella vez escribí sobre MarsEdit, aplicación (que estoy usando ahora mismo) que nos ayuda a escribir y gestionar las entradas en el blog.

Hoy voy a escribir sobre una aplicación fundamental para mí, que cuando estoy en otros ordenadores echo muchísimo de menos: Typinator. Ya os hablé brevemente de ella en este post sobre herramientas que me ayudan a navegar.
Typinator es una aplicación que nos automatiza la escritura de texto. Como el movimiento se explica andando, voy a dar algunos ejemplos para que veáis su uso y su utilidad.

En mi día a día en internet, tengo que escribir mi email bastantes veces. Así que para ahorrar tiempo, utilizando Typinator, con sólo escribir “apg” el texto cambia automáticamente por mi email.
Muchas otras veces tengo que escribir la dirección del blog, sobre todo cuando dejo comentarios en otros sitios, en vez de escribir la URL a mano, o copiarla y pegarla, le he dicho a Typinator que cada vez que escriba “stg” me lo cambie por la URL del blog.
Otro ejemplo, este ya no es real pero podría pasar, escribiendo para el blog me doy cuenta de que escribo casi siempre mal la palabra “internet” y pongo “itrenet”. En ese caso bastaría con decirle a Typinator que cada vez que escriba “intrenet” me la cambie por la palabra correcta.

Puede tener multitud de usos, incluso nos puede generar un texto muy largo si por ejemplo escribimos emails todos los días con respuestas que son siempre las mismas, podemos automatizarlas completamente.
Parece una tontería, pero al cabo del día son incontables las veces que lo uso y el tiempo que me ahorro es mucho.

La aplicación luce así:

typinator1.png

Como veréis, en esa pantalla podemos ver todos los textos que tenemos automatizados de un vistazo, y podemos modificarlos o añadir nuevos.
Lo más cómodo es configurar Typinator para que se ponga en marcha cuando encendamos el ordenador, y así nos olvidamos de tener que abrirla nosotros manualmente. Aunque la aplicación esté abierta no tenemos por qué verla en ningún momento, simplemente nos memorizamos nuestros atajos de texto y los vamos utilizando donde queramos, en nuestro navegador de internet, en Word, Excel, etc…
Los usos que cada uno le puede dar no tienen límite, podéis automatizar cualquier texto que queráis, dependiendo de cuanto lo utilicéis. Os aseguro que merece mucho la pena.

Typinator es una aplicación de pago (19’99 euros) y es para Mac. En Windows tenéis opciones como TexterPhase Express o AutoHotkey, de la que Aitor Calero hablaba en su blog hace no mucho.
A pesar de ser de pago el uso que le doy es tan alto, que realmente merece la pena pagar la licencia, aunque por si acaso, la podéis probar primero.
Aclarar que recomiendo esta aplicación porque quiero, no es un post patrocinado ni nada parecido.

Espero que os pueda ser de ayuda, yo la recomiendo totalmente. ¡Ya me decís en los comentarios!

Share