Soy muy fan de apuntarme a cualquier cosa nueva que sale en internet, que leo en Twitter o en algún blog.
Excepto en Facebook, puesto que lo uso para actualizar la página del blog y poco más, me suelo registrar en todos los nuevos servicios que van saliendo, como casi todo el mundo.
Eso sí, parece ser que no soy como casi todos, es más, diría que soy como unos pocos porque…
no me gusta spammear.
Llamarme raro pero no me gusta.

Por ejemplo, el Formspring que tan de moda se ha puesto en las últimas semanas. Al primero que se lo leí por Twitter fue a Juanan Milleiro, y yo al poco tiempo me lo hice también y casi todo Twitter. Pero en mi caso, antes de registrarme me informé bien para saber si se podía hacer sin vincular mis respuestas a mi cuenta de Twitter, y como en efecto sí se podía me hice la cuenta, donde he respondido a unas cuantas preguntas “en la intimidad” sin postear todas las respuestas en mi timeline.

Luego está la gente que por sus narices se tiene que hacer fan de TODOS los grupos que se le pongan a tiro en Facebook, cosa de la que ya he hablado algún día por cierto.

Lo que estoy diciendo quizá parezca que pueda contradecir a algo que yo últimamente digo bastante: tanto Twitter como Facebook son servicios donde cada persona los puede usar como le de la real gana.
No hay cosa que más me moleste que leer a listillos diciendo lo que se puede y no se puede hacer, como cuando a Andreu Buenafuente se le criticaba por hacer unos replies tan extraños y ahora cada vez veo que los utiliza más gente.

Así que no estoy diciendo a nadie cómo tiene que usar nada porque la gracia de todo esto es que cada uno haga y escriba lo que quiera, y si a alguien no le interesa que lo deje de seguir, ¿no?

Entonces, ¿cómo puedo estar quejándome de la gente que spammea sus respuestas de Formspring o las series que ha visto en MyTVShows por ejemplo?
Pues porque una de las cosas que más intento llevar a rajatabla es la de intentar no molestar o agobiar lo menos posible a los demás. Me prohibo a mi mismo spammear.

Que quede claro que no es que me moleste la gente que hace eso, porque a todas las personas que sigo en Twitter los sigo porque me gusta lo que dicen. Si realmente el spammeo que hicieran me molestara tanto las dejaría de seguir.
Pero aun así cuando surge una de estas nuevas modas, sólo deseo que pase lo antes posible, a pesar de que esa moda en concreto pasará pero vendrá otra nueva.

Probablemente estaréis pensando que me estoy contradiciendo y puede que tengáis razón, pero bueno, nadie es perfecto ¿verdad?

Imagen cortesía de Thomas Hawk con licencia Creative Commons.

Share