La noticia más comentada y esperada por muchos ayer, al menos en el mundo geek, fue el anuncio de Google de implementar soporte push a Gmail en teléfonos que no llevan Android.

Para a los que os suene a chino, básicamente quiere decir que ahora podremos sincronizar nuestros contactos, emails y calendarios en nuestros teléfonos móviles con los datos de Google en la nube con la tecnología push, o sea en el acto. Cualquier correo que recibamos o cambio que hagamos en nuestros calendarios o contactos se sincronizará inmediatamente en nuestra cuenta de Google y en el teléfono.

No es que sea algo novedoso, pero el hecho de que Google se haya decidido a lanzarlo para cualquier dispositivo móvil hace pensar que lo que comentaba en este artículo hace no mucho esté más cerca de ser una realidad.
Porque lo realmente interesante es que este servicio es gratuito, sólo hay que tener un teléfono que lo soporte. Ya se podía hacer antes por otros métodos, por ejemplo el de Apple con MobileMe, que lo hace igual pero cobrando 80 euros al año, aunque en su defensa diré que a parte del push ofrece muchas más cosas, y al estilo Apple, o sea que entra por los ojos. Ya veremos si en Cupertino se ponen las pilas o hacen caso omiso y siguen a la suya, cobrando una pasta. Aun así, menos mal que a mi sólo me costó 30 euros, ya veremos cuando toque renovarlo si lo hago o me paso al Google style.

El caso es que una empresa tan bien vista ofrezca esto gratis es una señal de que las cosas están cambiando realmente y no es un simple sueño que se otea en el horizonte. El cambio está aquí.
Ya sólo falta que todos los nuevos teléfonos tengan conexiones de datos, a ser posible más baratas (soñar es gratis), para que olvidemos los ridículos,caros y escuetos SMS para pasarnos a comunicarnos instantánea y gratuitamente por internet.

Imagen cortesía de Anonymonk.

Share