Hay que ver qué manía tenemos de contar todo lo que hacemos o nos gusta. Al estar tan metidos en internet y usando servicios como Twitter, Facebook o Tuenti, tendemos a contar cosas que hace un par de años quedarían en nuestra intimidad o se contarían en blogs personales.

Sin embargo, ahora, cualquier que tenga perfil en una red social nos puede poner al día de lo que está haciendo, pensando, viendo, o simplemente algo que quiere compartir con el resto de la gente. Y eso no me parece mal, de hecho a mi me encanta y los que me seguís por Twitter lo sabréis bien, incluso alguna vez habréis sufrido algún exceso de tweets por mi parte. Estoy trabajando en ello que conste.

El caso es que, como digo, a mi eso no me molesta, lo que me molesta es por ejemplo lo siguiente.
Tenemos a Facebook, una red social creada con el ánimo de encontrar a gente con la que has ido a clase  y retomar amistades, o donde tienes a tus amigos y compartes fotos, etc…
Por supuesto ese sería el uso ideal de esta gran herramienta, pero claro, como buenos humanos que somos, el uso ideal nos lo pasamos por el forro de los… me explico.
Gracias a mi muro, me entero de que mis amigos se han unido a grupos o son fans de cosas como:

Si no sabes la diferencia entre Ay, Hay y Ahí, no mereces vivir
Odio perder el bus en mi cara xD
El Imperativo de los verbos acaba en D, no en R!
Yo también dije voy en camino y ni siquiera había salido!xd
Yo también iba a la papelera a sacar punta para hablar con mis amigos.

Podría estar varios minutos copiando y pegando cosas del estilo, pero creo que vais pillando por donde voy.
Además son cosas que no puedes bloquear, se puede bloquear a la persona que las escribe, pero no quiero ser tan drástico. Si se pudieran bloquear hacérmelo saber, aunque  no cambiaría mucho las cosas, a donde quiero llegar es a lo pesado que puede llegar a ser compartirlo todo. No hace falta que me entere de cualquier serie, canción o actividad lúdica que hacías cuando eras pequeño. Son datos que me daban igual antes de leerlos y me seguirán dando igual después, pero que el mero hecho de verme abrumado por ellos en mi muro hace que sea cansino.

Ya escribí hace unos meses un artículo titulado “Odio Facebook” y esto no va por el mismo camino, he aprendido a usarlo bien, a compartir fotos con mis amigos, gracias a Facebook me puedo enterar de cosas interesantes de la gente, pero de verdad, esas otras chorradas, hacen que desee borrar la cuenta, y sería la segunda vez.
Espero no llegar a ese extremo.

¿Y a vosotros, qué os parece esto? ¿Qué os cansa de estos sitios?

Imagen cortesía de constantine graphics con licencia Creative Commons.

Share