He tenido la gran suerte de ir a la Campus Party de Valencia de este año.
Y cuando digo suerte es literalmente porque no tenía pensado ir, pero en uno de los muchos blogs que leo, Pixel y Dixel, hicieron un concurso en el que regalaban dos entradas dobles para asistir si respondías a una pregunta correctamente y eras uno de los dos primeros en contestar.
Fui el segundo así que gané la entrada.

Al no tener en mente el ir, y quedar poco más de dos semanas para la Campus, empecé a hacerme listas de cosas a bajar. La lista era bastante larga la verdad. Me compré un candado para el portátil, una tarrina de DVD’s y para allí que me fui.

Una vez allí, al menos el primer día, el tiempo se te pasa volando, no fui a ninguna charla y me pasé casi todo el tiempo delante del ordenador descargando cosas y alucinando con la velocidad de la conexión.
Los siguientes días ya se normalizó la cosa y asistí a charlas muy interesantes como la de introducción a los blogs de David Alayón de Pisito en Madrid, la de introducción al podcasting de Jose Antonio Gelado, la de Android de uno de los chicos del blog de And.roid.es, otra sobre WordPress a cargo de Fernando Tellado de Ayuda WordPress y alguna que otra más.
Me fui dando cuenta de que no todo era descargar y estar delante de la pantalla del ordenador y que había muchas cosas que hacer.
El viernes fue la charla de Nacho Vigalondo, donde en un momento fan conseguí que me firmara la edición especial de Los Cronocrímenes, aquí la prueba.

Al final me di cuenta de que me faltaba espacio por todas partes, si otra vez vuelvo, que espero que sí, no pienso ir con menos de 1 Tb.
Ha sido una experiencia muy interesante, donde a parte de descargar a tope se puede aprender también, donde ves de todo, desde gente normal hasta los más frikis del universo.
Ya estoy contando los días para la siguiente edición.

Share