Casi sin darnos cuenta estamos asistiendo a un cambio en la manera de relacionarnos con la tecnología muy radical y que va a definir los próximos años. Voy a explicarme mejor.

Poco a poco vamos incorporando a nuestra vida diaria aparatos que precisan estar todo el día con nosotros y nos aportan datos sobre nuestra actividad. O si no los llevamos nosotros, al menos ya no es tan raro ver cómo alguien los lleva. Por ejemplo la Fitbit o la Nike Fuelband. No es que estén extendidas en masa y quizá los más frikis/geeks las llevemos (yo tengo una Fuelband desde hace medio año más o menos), pero aunque se aprecia como algo novedoso, no nos parece nada descabellado el ver que alguien lo tiene.

¿Y a qué viene todo esto? A algo que al menos ahora sí nos parece más loco: Google Glass.

Google Glass

Google Glass es como una especie de montura de gafas que incorpora un pequeño cristal en la esquina superior y que al llevarlas puestas nos proporciona más información sobre nuestro entorno y nos permite realizar tareas básicas hasta ahora destinadas a los smartphones.

En el siguiente vídeo que Google ha lanzado esta misma semana podéis verlo mejor.

Ahora mismo nos parece una locura el llevar eso por la calle en nuestro día a día, pero estoy convencido de que “por ahí van los tiros” y que dentro de 5-10 años, vamos a llevar la tecnología integrada en nosotros mismos.
Creo que esta primera versión de Google Glass no va a triunfar ya que es muy aparatosa y no creo que baje de los 1.000€, por lo que salvo por los muy early adopters y con dinero, no creo que tenga un índice de penetración significativo.

Pero sí creo que es el primer paso a dar, olé por los coj***es de Google. Creo que la clave va a estar en las siguientes generaciones de Glass o si otra marca se mete en este nicho (te hablo a ti, Apple). Esas gafas son aparatosas y presumiblemente caras, pero puestos a imaginar, no veo imposible en absoluto imaginar esto mismo en dispositivos mucho más pequeños e imperceptibles o en lentillas por ejemplo de aquí a unos cuantos años y entonces sí, triunfando y extendiéndose en masa.

Ya lo adelantaban en Futurama con su eyePhone, y no sé vosotros, ¡pero tengo unas ganas tremendas de ver lo que nos deparan estos próximos años!

Share