Mercado de Sant Antoni

Mercado de Sant Antoni

Los domingos en Barcelona son días de ir de mercadillos, y uno de mis preferidos es el Mercado de Sant Antoni.

Es un mercado muy antiguo que están reconstruyendo, por lo que está de obras por dentro y en la fachada, pero los domingos en plena Calle Comte Urgell se monta bajo una carpa. Un paseo por él es revivir el pasado, recordar nuestra infancia, por eso me gusta tanto ir.Libros antiguos, cómics, juguetes, videojuegos, merchandising, sellos, pósters chapas… ¡se puede encontrar casi de todo!
Además, hay algo que es lo que más recuerdos me trae, intercambio de cartas y cromos. La primera vez que fui me sorprendió bastante ya que al final del mercado había varios grupos muy numerosos de gente, muy diferentes entre sí. En unos habían padres y madres con sus hijos, intercambiando cromos, sobre todo de la liga de fútbol, algo que yo solía hacer en Valencia también cuando era pequeño.

Otros grupos no son ya de niños tan pequeño, y en ellos se intercambian cartas de Magic, ¡lo que me vicié al Magic cuando era más pequeño! Para quien no lo recuerde o no sepa lo que es, Magic es un juego de cartas coleccionables en el que te hacías una baraja y competías contra la baraja de tu adversario. Era muy fácil de jugar y cuando tenía 14 o 15 años estaba súper de moda en mi colegio y aprovechábamos todos los descansos del recreo para bajar con nuestras cartas y jugar, y los viernes o fines de semana después del cole seguíamos también. Lo que era genial era también el intercambio, había cartas que eran muy raras y poderosas, por lo que podías comprarlas por más dinero, o cambiarlas por varias cartas, y esto es lo que se hace en el mercado de Sant Antoni.

Pasear por sus pasillos y ver el intercambio de cartas de Magic, de cromos de fútbol, videojuegos y cómics es hacer un viaje breve, pero intenso a nuestra infancia.

Si estáis por Barcelona os animo a pasar por allí, ¡no os arrepentiréis!

Imagen cortesía de Mataparda.

Share