IRobot 555 Roomba

Los que me seguís por Twitter sabréis que hace dos semanas me compré el iRobot 555 de Roomba, o Rigo, como lo llamamos nosotros. Nunca había pensado comprarme un aspirador automático de estos, pero ahora que lo tengo, no puedo imaginarme sin él.Todo empezó al verlo en casa de un amigo (cuyo blog Think on the Run os recomiendo), me enseñó cómo funcionaba y supe que tenía que hacerme con uno.
Nos fijamos en el 555, de gama media de los de Roomba, que costaba 330€ (tenía una rebaja de 90€). Lo pedimos en Amazon.es y en 3 días lo teníamos en casa.

Nada más abrirlo lo pusimos en marcha y comenzó con su gracioso baile. Digo lo de gracioso porque no sigue ningún patrón lógico (al menos para mi), iba loco de un lado a otro de la habitación, cambiando de pared a pared sin ningún sentido. No nos sorprendimos demasiado porque ya habíamos visto en vídeos de YouTube que era así y que al final no se deja ningún hueco por pasar, pero la verdad que es curioso ver que aparentemente, va muy loco.

Gracias a sus sensores cuando está cerca de un obstáculo (pared, patas de sillas o mesas) disminuye su velocidad para hacer que el golpe sea menor. Aun así no hay que preocuparse, recibe muchísimos golpes y está preparado para ello. Aquí tenéis un vídeo en el que podréis verlo mejor:

En cuanto al ruido, hace bastante ruido aunque no tanto como un aspirador normal, de todas maneras, como lo programamos para que se ponga en funcionamiento cuando no estamos en casa es algo que no me importa mucho.

Porque sí, se puede programar. Es casi lo mejor que tiene Rigo, de una manera muy fácil puedes elegir entre los 7 días de la semana y fijar una hora para cada día, y él solito se despertará a la hora marcada y comenzará a aspirar, cuando acaba de aspirar toda la casa o se queda sin batería, vuelve a su dock para recargarse. Tiene una autonomía de dos horas, suficiente para limpiar una casa de tamaño medio de una sola vez.

El primer día que lo pusimos alucinamos ya que al volver de trabajar a mediodía vimos que nos había dejado los suelos de la casa totalmente limpios, sin nada de polvo o pelusillas debajo de la cama o sofás.

Cosas a tener en cuenta, a pesar de que detecta los obstáculos y se adapta al terreno, lo mejor es dejar los suelos de la casa lo más despejados posible para que pueda limpiar mejor. Otra cosa es que cada uno o dos días hay que vaciarle el compartimento donde guarda todo el polvo y la suciedad ya que no es muy grande, pero es muy fácil de desmontar y en apenas dos minutos está vacío y listo para volver a llenarse.

En resumen, una grandísima compra a un precio muy bueno (tened en cuenta que somos dos en casa por lo que cada uno pagamos por él la mitad, por lo que si lo compartís con alguien aun os sale mejor), y que cumple con su función muy eficazmente.

¡Os animo a que probéis uno!

Share