Gracias a Bloguzz y a Nestlé he tenido el placer de poder probar Díselo con chocolate, un nuevo y genial servicio que ofrecen para poder pedir de manera online una caja de bombones y personalizarla.

Imagen 1

El primer paso comienza entrando en la página principal, Díselo con chocolate, donde ya podemos ver de un agradable vistazo lo que ofrecen y cómo hacerlo. Es un proceso muy sencillo.

Imagen 2

Como podéis ver, desde la página de pedir una caja nueva ya puedes ver los pasos que hay para hacerlo, ver en cuál estás, los que te quedan, las diferentes opciones y también el precio, que va cambiando en función de lo que vayas añadiendo.
Puedes elegir desde el tipo de la caja: bombones a granel (la que yo elegí) o en bandejas y posteriormente elegir el tamaño de la caja.

La siguiente opción es la más golosa y también la más complicada, es la hora de elegir los bombones que queremos en nuestra caja, ¡hay una tentación enorme de querer todos!

Una vez hecho este “duro” paso es la hora de la personalización de la caja.
Comenzamos con el exterior, donde podemos ver un amplio surtido de diseños. Algo que está muy bien es que cuando clicas en uno de los mismos, puedes ver la el diseño aplicado en la caja que has creado, para que te hagas una mejor idea de cómo va a quedar finalmente y no haya sorpresas. Ya habéis visto en la primera imagen cómo es el exterior de mi caja, me gustó mucho ese diseño con rayas de colores.

El siguiente paso es elegir el diseño interior, ¡también personalizable! Tienes 3 figuritas de cartón que puedes meter en la caja, yo me animé y me decanté por una con estrellas como podéis ver. Puedes incluir un mensaje en este paso en la figura e incluso añadir una imagen, cosas que no hice en mi prueba.

Imagen 3

Por último podemos también elegir el envoltorio de nuestra caja. Es posible elegir entre papel de regalo o un lazo y tela especial, que fue lo que yo pedí.

Imagen 4

Una vez hecho esto ya solo nos queda proceder al pago y esperar a nuestra cajita. He de decir que me llegó en muy pocos días a la dirección que yo elegí, y además te aseguran (y comprobé que es cierto) que durante todo el proceso de envío la caja se va a mantener a temperatura adecuada para llegar en perfecto estado. Como os digo, así fue y los bombones llegaron perfectamente y como ya sabemos… ¡estaban buenísimos!

La verdad es que me parece una idea muy original por parte de Nestlé, que suma a sus conocidos bombones este elemento personalizado que ahora tanto pedimos para intentar diferenciar nuestros regalos.

¡Sin duda alguna repetiré en más ocasiones y os animo a que le echéis un ojo!

Imagen 5
Imagen 6

Share