Es el tema de moda en los blogs relacionados con el mundo de Apple, pero sin ánimo de ser pesado, aquí va mi experiencia con todo este follón de Snow Leopard.

Como sabréis si seguís el blog, el Lunes de la semana pasada dejé el MacBook en K-Tuin para que le arreglaran las típicas grietas que le salen a los blanquitos. Me dijeron que tardaría una semana, pero el Jueves por la tarde me llamaron para decirme que ya estaba arreglado.
Así que aproveché el Viernes para ir a recogerlo y comprarme el afamado Snow Leopard.
A mitad de semana me propuse a mi mismo no instalarlo hasta que no me asegurara de que funcionaba a la perfección, pero como buen impaciente, el mismo Viernes por la noche después de cenar me puse al lío.
Opté por hacer una instalación limpia, es decir, formateando el disco duro, instalando Snow Leopard desde cero y luego recuperar con Time Machine mis preferencias y mi usuario.
El proceso de instalar el sistema operativo no duró mucho, lo que más tardó fue el volcar desde mi disco duro externo los datos de Time Machine.
Al cabo de hora y media ya había acabado el proceso, así que me puse a trastear con el sistema a ver qué tal. Todo iba bien hasta que vi el monitor de actividad y vi procesos abiertos de programas que no tenía instalados, pero sí en Leopard.
No me gustó nada esto así que decidí repetir el proceso a lo macho, o sea volviendo a instalar desde cero SL pero luego no importar nada desde TM, sólo fotos y música.
Así que volví a repetir el proceso de instalación, formateando el disco duro por segunda vez (cosa que no me hizo mucha gracia pero bueno) y luego opté por no pasar nada desde TM.
Una vez configurado el usuario y con SL instalado bien limpito, abrí TM y como ya he dicho me pasé la música y las fotos.
Después de un par de días usándolo puedo decir que es prácticamente un ordenador nuevo.
Se nota que va mucho más ligero que antes, lo noto más rápido que Leopard pero tampoco nada exagerado la verdad.
De todas formas, estoy seguro que con el paso del tiempo, cuando las aplicaciones que no son de Apple las actualicen a 64 bits la mejora será más notable.
Y si no, no pasa nada, sigue siendo un sistema operativo que no da disgustos y funciona de maravilla, ¿quién quiere más?

Share